Skip to content
Crispedrin

Que frutas es mejor consumir en comparación a otras

Es importante que sepas algunas cosas que te ayudarán a comprender las opciones más saludables para tu cuerpo cuando se trata de comer frutas.

¿Quién no ama las frutas? Están presentes en nuestras vidas desde que somos pequeños, de hecho, durante las primeras etapas del ciclo escolar muchas canciones nos enseñaron de la importancia de comerlas.

Cuando sentimos hambre a menudo se piensa que la mejor opción para llevar al estómago es buscar una fruta fresca. Pero, lamentablemente, no todas las frutas son iguales. Si bien muchas aportan grandes beneficios para la salud, algunas son más saludables que otras y, en algunos casos, las desventajas superan con creces los beneficios.

La mejor opción recae en frutas que contienen mucha fibra y vitaminas, pero son bajas en calorías y azúcar. Si quieres saber qué frutas consumir con tranquilidad en tu dieta y cuáles te puedes permitir en alguna ocasión, te invito a conocer los aspectos que te ayudarán a entender las opciones más saludables para el organismo.

  • Piña

Si lo que deseas es una fruta tropical que aporte excelentes beneficios a tu salud, la piña es tu primera opción, es rica en vitamina C y manganeso. El mejor motivo para consumir piña, es una enzima que contiene llamada bromelina, y que solo se puede encontrar en esta fruta. La bromelina es eficaz para absorber antibióticos, detiene la diarrea y puede combatir la diabetes así como enfermedades cardíacas y cáncer. También es recomendada para después de una cirugía porque reduce el tiempo de curación y se usa para tratar la inflamación y lesiones causadas por actividades deportivas. Algunas formas de integrar la piña en la dieta incluyen simplemente comerla en rodajas como refrigerio o agregarla a los batidos.

  • Arándanos


Todas las bayas proporcionan grandes beneficios para la salud, pero los arándanos se destacan por encima de todas. Una taza de arándanos contiene 4 g de fibra y tan solo 15 g de carbohidratos. En el mismo recipiente, se concentra 24% de la dosis recomendada de vitamina C y 36% de la cantidad sugerida de vitamina K. Por su alto contenido en fibra, saciarán la sensación de hambre sin contribuir al aporte calórico. Los arándanos tienen más antioxidantes que cualquier otra fruta o verdura, estos antioxidantes reducen los efectos del envejecimiento. Los estudios científicos han indicado que los arándanos mejoran la memoria, combaten la diabetes y reducen el daño muscular después que se practican ejercicios deportivos. Además, previenen las infecciones del tracto urinario.

  • Sandía


La sandía ayuda al mantenimiento hidratado del cuerpo, porque tiene 92% de agua. Y los beneficios que transmiten a la salud resultan poderosamente numerosos, entre ellos se encuentran su acción para reducir la presión arterial y el alivio sobre los dolores musculares. La sandía contiene una gran variedad de nutrientes: como vitaminas A, C, B5, potasio y cobre. El alto nivel de citrulina en la parte blanca de su corteza es lo que vuelve popular a esta fruta proveniente de África. En el cuerpo humano, la citrulina se transforma en aminoácido arginina, que ayuda a muchos órganos internos como los pulmones y el sistema reproductivo. La arginina también ayuda a prevenir enfermedades cardíacas; ya que dilatan los vasos sanguíneos y facilita el flujo de sangre.

  • Manzana


Las manzanas son económicas, fáciles de conseguir, deliciosas y aportan diversos beneficios a la salud. Son utilizadas para adelgazar por su alto porcentaje de agua y contenido de fibra (aproximadamente hay 4g en una manzana mediana), por lo que sacian el hambre sin aportar grandes calorías. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania concluyó que las personas que comían rodajas de manzana antes de una comida consumían un promedio de 200 calorías menos de las que estaban en la misma comida. La pulpa y la cáscara de la manzana también contienen polifenoles, un tipo de antioxidante que reduce el riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedades cardíacas. En la piel los polifenoles están presentes en cantidades 5 veces superiores a los que se ubican en el resto de la manzana. No todas las manzanas tienen los mismos beneficios nutricionales: las rojas son mejores que las verdes porque contienen más polifenoles.

  • Toronja


Te sorprenderá saber todos los nutrientes que están presentes en la toronja. La mitad de la fruta contiene el 64% de la dosis recomendada de vitamina C y también una pequeña cantidad de proteína en vitamina A, manganeso, tiamina, ácido fólico y magnesio. Además, la mitad de una toronja contiene únicamente 52% de calorías, lo que la categoriza como una de las frutas con menos calorías. La toronja también contiene alto nivel en antioxidantes, uno de ellos es el licopeno, que reduce el riesgo de contraer cáncer, según numerosos estudios.

  • Aguacate


Un aguacate no solo contiene grandes cantidades de vitamina E, hierro y potasio, sino que también posee grandes contenidos de grasas monoinsaturadas, que ayudan a combatir y reducir el colesterol. El potasio presente en el aguacate controla la presión arterial y combate la fatiga. Este fruto exótico también es rico en ácidos grasos omega-3, que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Igualmente contiene vitaminas B6, C y D, que son útiles para el sistema inmunológico. Estudios han indicado que las grasas presentes en el aguacate protegen al sistema inmunológico contra ciertos tipos de cáncer y limpian también los vasos sanguíneos. El aguacate contiene muchas calorías (alrededor de 400), pero si requieres una dieta saludable esta fruta resulta imprescindible.

  • Limón


Un solo limón proporciona 139% de vitamina C. Los limones también son bajos en calorías, cero grasas y ricos en ácido fólico y ayudan a nuestro cuerpo en la protección contra accidentes cerebrovasculares, al mismo tiempo que mejoran la salud cardiovascular. Si una persona sufre de cálculos renales el limón le resultará útil, media taza de jugo de limón previene la formación de cálculos y ayuda al cuerpo a protegerse del colesterol e incluso del cáncer.

  • Kiwi


El wiki ayuda a las personas que padecen de trastornos gastrointestinales. La fibra presente en los kiwis ayuda en los procesos de digestión y facilita al cuerpo absorber los nutrientes. También alivia el estreñimiento, disminuyendo la hinchazón y mejora la salud intestinal. Los estudios de la Universidad de Massey apuntan que el secreto de los kiwis es una enzima llamada actinidina, encargada de todos los procesos que ocurren en el tracto digestivo. Gracias a su presencia, el consumo regular de kiwi facilitará las funciones del estómago después de cada comida. Un estudio de la Universidad Médica de Taipei indicó que después de agregar kiwis los platos alimenticios de varios participantes en un período de 4 semanas, los colaboradores que sufrían del síndrome del intestino irritable vieron increíbles mejoras en su síntoma digestivo.

A continuación se te ofrece algunos datos de frutas que nunca creerías nos aportan.

  • Plátano


Los plátanos están formados por carbohidratos que entregan 93% de calorías y 16% de azúcar, lo que proporciona muchos beneficios para la salud. Desafortunadamente para aquellos que prefieren comer la fruta madura, los almidones que contienen aún verdes, se comportan más como fibra que como carbohidratos, convirtiéndose en azúcar cuando el plátano madura. En este proceso, la fruta se vuelve más dulce. Si puedes prescindir de él antes de la comida, consume un plátano más verde, de lo contrario opta directamente por una manzana o una toronja.

  • Mango


Al igual que el plátano, los mangos tienen un porcentaje más alto de azúcar que otras frutas, por eso son tan dulces. Una taza de mango contiene 100 calorías y 23 g de azúcares. Si estás tratando de perder peso, tienes otras frutas con menor contenido de azúcar para consumir. Si no puedes eliminarlo de tu régimen de dieta, consúmelo con moderación. Por ejemplo, en lugar de un batido de mango, usa piña como ingrediente principal y agrega unas rodajas de mango para darle sabor.

  • Cerezas


Debido a su pequeño tamaño, muchas personas las prefieren comer en cantidades industriales, pero al igual que los mangos y las uvas, las cerezas contienen un mayor contenido de azúcar que muchas otras frutas. Una taza de cerezas contiene 17,7 g de azúcar, convirtiendo este delicioso alimento en una mala elección para las personas que sufren de diabetes o quienes desean adelgazar. Debido a que son frutas ricas en carbohidratos no se pueden digerir o absorber bien. Las cerezas pueden causar hinchazón debido a una mala digestión. En lugar de consumir una bolsa de cerezas, es preferible consumir guayabas sin añadir mucha azúcar, acaban con el hambre sin provocar hinchazón.

  • Coco


Un coco podría no ser tan saludable como muchos piensan. Una taza contiene 283 calorías, 224 de las cuales provienen de la grasa. Lo que la clasifica como una de las frutas que más calorías entrega al organismo. Consume arándanos en lugar de coco y tu cintura te lo agradecerá.

  • Arándanos


Es probable que hayas escuchado que los arándanos y su jugo son la cura perfecta para una infección del tracto urinario, pero según el Journal of the American Medical Association, no existen evidencias de que estas frutas presenten mejorías en cuanto al tracto urinario. Se creía que reducían el pH de la orina, pero estudios recientes han demostrado que la sustancia que se supone (ácido hipúrico) no está presente en cantidades suficientes para tener un resultado real. Consumir demasiados arándanos puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cálculos renales. Los arándanos poseen una alta cantidad de oxalatos que arrojan mayores riesgos de producir cálculos de oxalato de calcio. También son altos en calorías y muchos tipos de arándanos contienen elevados niveles de azúcar. Un tercio de taza contiene aproximadamente 123 calorías y 26 g de azúcar, más de la cantidad diaria recomendada para las mujeres.

  • Uvas


Al igual que con las cerezas, muchas personas prefieren sentarse y comer una bolsa repleta de uvas. Desafortunadamente las uvas tienen algunos efectos negativos en la salud, que incluyen aumento de peso (una taza contiene 27 g de carbohidratos), problemas intestinales, musculares y reacciones alérgicas.

  • Naranja


Según investigadores del Centro Médico de la Universidad de Rochester, las naranjas son tan ácidas que causan graves daños a los dientes, ¿puedes creerlo? Así como lo lees, las naranjas y el jugo de ellas se han relacionado no solo con la reducción de la dureza del esmalte dental, sino también son responsables de su erosión. El daño provocado por el exceso del consumo de naranjas es similar al que causan las bebidas carbonatadas azucaradas. Los dentistas encasillan a las naranjas entre los peores alimentos para los dientes y recomiendan que, si necesitas beber jugo de naranja, usa una pajita para mantener tus dientes seguros.

  • Lichi


Por más de 20 años, una misteriosa enfermedad ha afectado a la ciudad de Muzaffarpur en India. Todos los años, desde el mes de mayo, algunos niños de la zona se enfermaron y experimentaron convulsiones y pérdida del conocimiento, aproximadamente 40% de ellos murieron, estos acontecimientos se disipaban en el mes de julio, hasta que reconocieron que el causante principal era el lichi. Los investigadores han confirmado que consumir lichi, especialmente los de color verde, contienen una toxina que impide sintetizar glucosa, conduciendo a niveles bajos de azúcar en la sangre generando problemas importantes. Los niños de Muzaffarpur (región que produce el 70% de lichis en India) consumían esta fruta después de cada cena y resultó ser una combinación agravante de enfermedad por muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *