Skip to content
Crispedrin

¿Por qué hay que respetar el horario de la comida?

En ocasiones no basta con cumplir una dieta sana y equilibrada si durante el transcurso del día ignoramos los horarios establecidos para las comidas.

Saber respetar los horarios de las comidas es tan importante como seguir una dieta sana y balanceada. Es común que cuando estamos cumpliendo la jornada laboral damos valor a lo que estamos haciendo en el establecimiento y desatendemos la sagrada hora del almuerzo y llevamos un alimento a nuestra boca a destiempo, sin preocuparnos en la manera que nuestro organismo lo procesa.

Respetar los horarios de las comidas

Es fundamental para el cumplimiento de nuestra dieta si el objetivo principal es adelgazar, es erróneo pensar que si saltamos ciertas horas del día nuestro cuerpo también omitirá ese alimento.

Si somos precisos del tiempo al momento de la comida, nuestro cuerpo se beneficiará de ello. En el cumplimiento de una dieta saludable es importante respetar determinados horarios y no saltarse ninguno, ya que nuestro organismo funciona como una especie de reloj biológico que envía una señal cuando es hora de comer. Cuando se acerca el momento, el cuerpo entra en una fase donde se prepara para recibir determinado tipo de alimento y si no se respetan los horarios, se crea una discrepancia entre la espera del cuerpo para comer y la comida que posteriormente se procesa y que a la larga causará problemas de salud.

En este artículo se te entregará algunos consejos sobre los horarios de las comidas durante el día y por qué es importante comer 5 veces en 24 horas.

Importancia de respetar los horarios:


Las personas que constantemente están ocupadas a la hora del almuerzo o se encuentran lejos de casa, tienden a saltarse el momento de la comida o incluso se alimentan mal.

Esta mala alimentación es la reconocida comida chatarra que se vuelve incongruente si lo que en realidad deseas es cumplir una dieta sana y equilibrada, sobre todo si se convierte en un hábito. Saber respetar los horarios y comer sano es muy importante para el bienestar del organismo.

Comer en el momento determinado en lugar de otro, puede marcar una gran diferencia, tanto en la capacidad de digerir como en la forma del organismo metabolizar los nutrientes. Nuestro cuerpo se prepara para recibir la comida en ciertos momentos del día, y ocurre una o dos antes de la hora de que por tradición nos sentamos ante la mesa.

Una investigación llevada desarrollada por la International Journal of Obesity concluyó que: “No respetar los horarios de las comidas está asociado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes y obesidad”.

Otro estudio realizado por el National Center for Biotechnology Information confirmó la anterior conclusión, afirmando que las personas que no siguen a cabalidad los horarios de las comidas son propensas a desarrollar obesidad.

Alimentación 5 veces al día:
En 24 horas es recomendable tener una alimentación en base a 5 comidas, para evitar con esta técnica disminuir la sensación de hambre al momento del almuerzo o la cena. Se necesita impedir el sobrecargo del estómago y los intestinos, y al comer 5 veces al día de manera balanceada se favorece la digestión.

Cuando omitimos una comida, o más de una, el cuerpo lo percibe como un momento de emergencia, iniciando el proceso de acumular la mayor cantidad de grasa posible para hacer frente al problema. De esta forma se desencadenan los grandes problemas en materia de salud para nuestro cuerpo.


A qué hora se debe comer


Es recomendable establecer tiempos que sean aproximadamente exactos durante el día, a continuación se describen los más importantes:

  • Desayuno: conviene consumirlo entre las 7 y 8 de la mañana, porque nuestro cuerpo recién se está despertando y de esta manera tiende a quemar las calorías que se aportan más rápido. Durante el desayuno, es útil consumir cerca del 20% de las calorías planificadas para todo el día, y nunca debe ser omitido.
  • Merienda a media mañana: se puede comer entre las 10.30 y 11:00, para evitar llegar con demasiada hambre a la hora del almuerzo. En este caso se recomienda consumir el 10% de las calorías totales.
  • Almuerzo: se debe consumir desde las 13:00 a las 14:00 horas, porque posteriormente se activará el metabolismo evitando que el organismo acumule grasas. Con el almuerzo, la ingesta calórica debe ser del 30% total.
  • Merienda: es aconsejable tomarla entre las 17 y 18 horas, consumir el 10% de las calorías será suficiente.
  • Cena: debemos comer entre las 20:00 y 21:00 horas, y los alimentos consumidos no tienen que ser demasiado altos en calorías o que contengan sustancias difíciles de digerir. El requerimiento calórico es del 30% aproximadamente.

Respetar los horarios de la comida para adelgazar


Una investigación realizada por el Hospital Brigham and Women’s de Boston y la Universidad de Murcia (España), y publicada en el International Journal of Obesity, concluyó que las personas que almuerzan antes de las 15 horas pierden 30% más peso que aquellas que almuerzan en horas posteriores.

La investigación hizo pruebas en 420 voluntarios con una dieta controlada durante 20 semanas y los datos arrojados confirmaron la tesis. Los que comieron más temprano perdieron 11 kilos, 2.5 más, que los que almorzaron luego de las 15 horas.

En conclusión

Si respetamos los horarios de las comidas durante las 24 horas del día vamos a percibir grandes beneficios en nuestro organismo. Las personas que siguen una dieta para adelgazar necesitan ser más estrictos con las horas antes planteadas y sus calorías. Evitar disfrutar del almuerzo o la cena a destiempo previene toda una serie de problemas no solo digestivos, sino también de insomnio y frustraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *