Skip to content
Crispedrin

Aprende a socializar mejor siendo joven

El ser humano es un ser social por naturaleza, lo que significa que relacionarse con otras personas constituye un elemento fundamental dentro de su proceso de crecimiento y desarrollo. Si te encuentras leyendo este artículo es porque quizás has notado que te cuesta un poco establecer conversaciones o relaciones con otras personas. Continúa leyendo y aprende a socializar mejor siendo joven.

Amigos reunidos en un parque socializando

¿Cómo socializar mejor siendo adolescente?

El socializar es una habilidad que se desarrolla a lo largo de la vida. El primer lugar donde tenemos la posibilidad de aprender a relacionarnos con otros es la familia. Un espacio seguro en el que se inicia este proceso. Otro espacio es la escuela, donde el reto es mayor ya que no nos enfrentamos con personas conocidas como nuestros familiares. Sino más bien al contrario, con una serie de personas como maestros y compañeros con los que quizás no tenemos nada en común.

Las habilidades que nos permiten tener relaciones positivas y afectivas con otros son conocidas como habilidades sociales. Ahora bien, si no desarrollamos correctamente estas habilidades a lo largo de nuestra vida es posible que seamos un poco tímidos al momento de entablar una relación con desconocidos. Y sentirnos incómodos cuando de iniciar una conversación se trata. Lo que quizás no ocurre cuando nos encontramos entre familiares o amigos íntimos.  

Aprende a socializar mejor siendo joven a través de las siguientes recomendaciones. Ten en cuenta que todos somos diferentes y por lo tanto tenemos experiencias distintas. Por lo que puede ocurrir que la estrategia que funciona para una persona, no lo haga igual para otra. Partiendo de esta consideración te sugerimos lo siguiente:

Paso a paso para socializar mejor siendo joven

Debes tener presente que aprender a socializar implicará pasar por momentos incómodos y muchas veces desagradables. Ya que tendrás que hacer lo que más te cuesta, hablar con personas desconocidas. Pero es la única manera de aprender. Sin embargo, podemos dosificar el impacto para que no resulte tan contraproducente. ¿Esto qué quiere decir?

Que puedes iniciar intentando establecer conversaciones con personas que se encuentren en lugares pocos concurridos y realizar comentarios o preguntas sencillas de manera casual. Hacer esto frecuentemente te permitirá romper el hielo y aprenderás a lidiar con la emoción o sensación que te genera incomodidad al intentar socializar con otra persona. Adquiriendo con cada práctica mayor comodidad y llegado el momento seguridad.

Sonriendo aprendes a socializar mejor

Una de las recomendaciones para socializar mejor siendo joven radica en cambiar la actitud. Posiblemente, el mismo malestar que te genera el relacionarte con otros no te permite tener una actitud abierta hacia los demás. Con esto me refiero en gran parte a tu lenguaje corporal. Transmitimos mensajes con nuestro cuerpo, las personas se alejan o acercan dependiendo de la actitud que perciban de nosotros.     

Se ha comprobado que la sonrisa es contagiosa. Puedes ir en el metro y reírte a carcajadas y te aseguro que muchas personas sonreirán contigo. Muchos experimentos se han realizado en relación a este tema. Por lo que una herramienta que te puede ser útil y que ante los ojos de otro te hará parecer más receptivo y agradable es sonreír. Tanto tú como ellos se sentirán más cómodos. Pero sonreír de verdad, una sonrisa fingida se descubre fácilmente. Por lo que como te mencioné anteriormente el cambio de actitud es muy importante.

Acepta los pensamientos negativos y emociones que te generan

Aprende a socializar mejor evitando luchar contra pensamientos como “no le hables porque lo vas a molestar y te rechazará”, acéptalos. En este caso no sabes cómo reaccionará la persona, todo está en tu imaginación. Es decir, todos poseemos pensamientos negativos con los cuales luchamos a diario.

Por ejemplo, cuando suena la alarma para ir al colegio podemos pensar “no quiero ir a la escuela, me quedaré durmiendo un poco más”, pero aunque se presente ese pensamiento terminamos levantándonos para ir a la escuela. Lo importante es no dejarse dominar por ellos, sino hacerlos a un lado.

Mantén el contacto visual, escucha y observa

Otra de las recomendaciones para socializar mejor siendo joven es que cuando converses con alguien procura mirarlo a los ojos, esto facilitará la creación de un vínculo. Además, socializar no se trata solo de iniciar conversaciones sino también de saber escuchar, me refiero a prestar verdadera atención a lo que está diciendo la otra persona. Así como observar su lenguaje corporal de manera que podamos comprender o hacernos una idea de cómo se siente en relación a lo que se está conversando.

Evita hacer juicios de valor

No juzgues a las personas a partir de una primera impresión. Si llegas a un lugar y percibes que nadie tomó en cuenta tu llegada, no pienses que le caes mal o poco le importa tu presencia. En realidad eso no lo sabes. Criticar o hacer juicios de valor sobre los demás solo te alejará de las personas con las que posiblemente te llevarías muy bien.

Aprende a socializar mejor siendo joven y evita ese malestar que te provoca el establecer relaciones con otras personas. Trabaja en el desarrollo de tus habilidades sociales practicando cada día y tus relaciones interpersonales así como tu bienestar mejorarán. ¡Ánimo! Y cuéntanos como te fue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *