Skip to content
Crispedrin

Aprende a decir NO siendo adolescente

En cualquier etapa de nuestras vidas podemos encontrarnos ante situaciones donde a pesar de querer decir NO terminamos diciendo SI. Aunque lo que menos deseemos en ese momento es hacer lo que nos piden o asumir el compromiso. Resulta más duro decir NO durante la adolescencia por diferentes factores que más adelante estudiaremos. Pero si te encuentras ante éste dilema, sigue leyendo y aprende a decir NO siendo adolescente.

Tres amigos mirando a un parque

Aprender a decir NO durante la adolescencia

Si eres adolescente y te has preguntado ¿por qué a veces me cuesta decir NO y termino haciendo algo que no quiero?, conoce la respuesta a continuación. Durante la adolescencia hay procesos que se encuentran a flor de piel. Recordemos que es la etapa donde se afianza la identidad y personalidad. Por lo que hay aspectos como la autoestima, la aceptación de los pares o del grupo que tienen gran relevancia para un adolescente.

Entonces, puede ocurrir que dejamos de lado nuestros deseos para complacer las expectativas del otro, que muchas veces no nos beneficia en nada. Esto tiene su origen en el temor que nos genera la idea de ser rechazados por nuestros compañeros, amigos o familiares, perder su cariño, a quedar mal o ser criticados por ellos. Por lo general el adolescente siente la necesidad de ser aprobado por el otro. Es propio de la etapa y al no conseguirlo puede generar sentimientos de culpa. Cediendo en muchas ocasiones a la presión social.

Otras veces, puede decir que SI esperando conseguir algún beneficio que no llega. O incluso si llega, lo hace como resultado de subestimar nuestros propios deseos o inclusive principios. Aprende a decir NO siendo adolescente “estableciendo límites”. Reconociendo hasta dónde puedes llegar sintiéndote bien contigo mismo. Para hacerlo debes conocerte y alimentar tu fuerza de voluntad. Ya que decir NO requiere firmeza y convicción de tu parte.  Repasemos algunas estrategias para decir NO:

Pon en práctica decir NO durante la adolescencia

Te preguntarás ¿qué es la asertividad?, en palabras sencillas este término se refiere a “la habilidad que le permite a una persona actuar en función de sus intereses, defenderse apropiadamente, expresar sus pensamientos y sentimientos de manera honesta y ejercer los derechos personales sin afectar los derechos de los demás”. Entonces, siendo fiel a ti mismo no debes apresurarte a dar una respuesta que no quieres.

Así que cuando te inviten a una fiesta a la que no quieres asistir, a beber alcohol, hacer un trabajo que no deseas, saltarte una clase, mentir a tu familia, escaparte de la escuela o cualquier otra propuesta cuya respuesta en tu interior sea NO, no la lleves a cabo. Una estrategia que puedes poner en práctica es diciendo cosas como “lo pensaré un poco y luego te daré la respuesta” o “disculpa pero no puedo ayudarte, ya tengo planes para el fin de semana, quizás en otra ocasión”.

Es decir, explica tu postura de forma directa, sencilla y breve explicando el por qué dijiste que no. También puedes ver las cosas desde el punto de vista del otro y transmitir comprensión en tu mensaje. Por ejemplo, “entiendo que te encuentras en un apuro y necesitas ayuda para terminar el trabajo, pero no puedo ayudarte porque también tengo trabajo acumulado y muy poco tiempo para hacerlo. Quizás puedas pedirle ayuda a alguien más”.

¿Qué hacer para decir NO?

Una manera de decir NO durante la adolescencia ante las insistencias, consiste en otorgar en parte la razón a la otra persona pero manteniéndonos firmes en nuestra postura. Por ejemplo:

Luis: “Serías un tonto si no vas a la fiesta, van todos nuestros amigos y seguro encontraremos muchas chichas para bailar y divertirnos”.

Juan: “Es verdad, sería muy bueno ir a la fiesta y quizás me arrepienta luego, pero tengo mucho que estudiar para el examen y no puedo darme el lujo de reprobar. Mis padres me matarían”. 

Cuando te sorprenda una petición

Cuando esto ocurra utiliza el aplazamiento, es decir, puedes manifestar que lo pensarás o revisarás tu agenda ya que crees tener otro compromiso. Una vez realizado esto, piensa con calma la mejor respuesta para negarte a la petición.

Ahora, puede que pienses que estas respuestas no te saldrán fácilmente. Y es muy posible que sea así porque necesitas practicarlas. Recuerda que “la práctica hace al maestro”. Por lo que en tus ratos libres visualiza diferentes situaciones a las que normalmente dirías que no y piensa en posibles respuestas siendo fiel a ti mismo. Además, siempre evita dar un SI de manera inmediata, toma tu tiempo para reflexionar en una respuesta y luego comunícala.

Aprende a decir NO siendo adolescente y libérate de todos esos compromisos, responsabilidades o problemas que te puede traer decir SI a algo que no quieres. Solo por cumplir o satisfacer los deseos de alguien más. Práctica con frecuencia y cuéntanos cómo te fue. ¡Ánimo, tu puedes!

Te puede interesar: Cómo escoger buenos amigos durante la adolescencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *